Hemos incluido en nuestro catálogo de productos cámaras termográficas para la medición de la temperatura corporal a distancia en tiempo real.  Una herramienta de gran utilidad para combatir el contagio del COVID-19.

cámaras-termográficas-covid19-coronavirus-gtlan-3El estado de alarma se extiende por todo el mundo debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19), afortunadamente la tecnología actual nos permite combatir el contagio con soluciones basadas en termografía para ayudar con la detección de fiebre en personas, uno de los principales síntomas de esta infección.

La fiebre se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal, la cual es fácil y rápidamente detectable a distancia y sin contacto por medio una cámara termográfica infrarroja.

En sectores como la arquitectura y la ingeniería está ampliamente reconocido el uso de la termografía infrarroja desde el siglo pasado, y actualmente esta técnica ofrece imágenes de gran calidad para realizar análisis exactos.

En sistemas fotovoltaicos se utiliza para localización de cortocircuitos en las celdas solares u otros errores, observándose una temperatura más elevada en la zona con problema.

Viene siendo utilizado desde tiempo atrás para la detección de fugas de agua en edificios detectando diferencias de temperatura en paredes. Y en el estudio de estructuras, donde en los ángulos pueden acumularse posibles humedades.

En el sector de la climatización nos puede informan de fallos de aislamiento térmico en un edificio, mostrándonos visualmente las fugas de calor.

camaras-termográficas-covid-19-coronavirus-gtlan-4

Y en los dispositivos electrónicos tiene aplicación para test rápido de PCB, observando las temperaturas de la placa en tiempo real, y pudiendo prevenir un posible fallo o defecto en su diseño ya que una temperatura elevada podría indicar un sobrecalentamiento de ciertos componentes.

Los sistemas de detección de fiebre con cámaras termográficas se utilizaron masivamente con las primeras epidemias asiáticas instalando puestos fijos de detección de fiebre en aeropuertos de Asia, hoy en día la necesidad de estos sistemas aparece a nivel mundial.

Métodos de detección de la fiebre

Mediante termografía infrarroja somos capaces de encontrar personas con una temperatura corporal superior a la media de las personas revisadas, lo cual puede ser indicativo de tener fiebre, y consecuentemente esas personas pueden ser sintomáticas del COVID-19, debiendo ser aisladas y revisadas con medios de diagnóstico adicionales.

Los métodos habituales para medir la temperatura en personas utilizados de forma generalizada son tres:

  1. Termómetro de contacto.
  2. Termómetro de infrarrojos que se suele colocar en el oído o en la frente.
  3. Termografía infrarroja.

La termografía infrarroja tiene la ventaja de no tener que tocar al contagiado y mantener la distancia con las personas que se revisan, el único requisito necesario para obtener datos precisos es trabajar en un entorno con temperatura estable.

Como cada técnica y equipo de diagnóstico, nos encontramos con algunos factores que debemos conocer en este contexto para realizar análisis correctos:

  • La temperatura corporal es la temperatura interna del cuerpo.  Con las técnicas termográficas podemos medir la temperatura superficial que es menor que la temperatura interna.
  • La técnica se basa en detectar una anomalía térmica en una persona, de entre un grupo de personas con una temperatura media concreta.  Asumiremos que la mayoría de las personas revisadas son personas sanas y que la persona que presente una temperatura superior es la que probablemente tendrá fiebre.
  • La variabilidad térmica entre personas es elevada, según su metabolismo, edad o sexo, lo que dificulta el 100% de detección de los casos de fiebre dentro del grupo de análisis.

Fiebre y termografía infrarroja

Los seres humanos somos isotérmicos, necesitamos mantener una temperatura óptima de funcionamiento al margen de las condiciones ambientales que nos rodean:

  • Si nuestro cuerpo se calienta en exceso superando los 37,2ºC, empieza una refrigeración por evaporación (sudoración).
  • Si nuestro cuerpo se enfría, arrancan procesos corporales para generar calor (tiritar, por ejemplo).

Se define la temperatura normo-térmica como la temperatura de una persona sana, ésta varía entre 36,2ºC y 37,2ºC según la imagen:

cámaras-termográficas-covid19-coronavirus-gtlan

La elevación de la temperatura es la respuesta del organismo ante alguna enfermedad o infección y es un típico indicador médico, junto con la presión arterial y el pulso.  La fiebre se manifiesta con una elevación de la temperatura en la cabeza facilitando el uso de la termografía infrarroja, ya que esa parte del cuerpo suele estar visible.

Las cámaras termográficas detectan intensidades de radiación relacionadas con la temperatura corporal, y el cuerpo humano es un excelente emisor de radiación infrarroja medible.

Detección de fiebre con cámaras termográficas

El objetivo es encontrar personas con una temperatura superior a la media del grupo en una misma situación.  Asumiremos que las personas sin fiebre tendrán una temperatura similar bajo unas mismas condiciones (temperatura ambiente, movimiento, etc.) y que la mayoría del grupo de gente escaneada no tiene fiebre.  De este modo, cualquier individuo que tenga una temperatura significativamente diferente del resto, probablemente tenga fiebre.cámaras-termográficas-covid19-coronavirus-gtlan-1

En el caso de los coronavirus SARS COV y SARS COV-2 (COVID-19), se recomienda detectar individuos con una desviación de al menos 1ºC en comparación con la temperatura media del grupo.

Por ejemplo, si la temperatura media de las personas sanas fuera de 36.5ºC, una temperatura detectada de 37.5ºC o superior sería un caso de posible fiebre y debería pasar a la valoración con termómetro.

La localización para el puesto de detección de fiebre debe caracterizarse por ser un espacio amplio y con temperatura estable.

El software nos permitirá configurar las alarmas necesarias y gestionar la detección de fiebre en zonas con mayor aglomeración de personas, además de permitir revisiones más rápidas sin comprometer la fiabilidad.

Obviamente, el sistema solo puede detectar personas infectadas que ya están mostrando síntomas de fiebre pudiendo dejar pasar a personas que incuban la enfermedad y no presentan fiebre, pero sin duda se trata de una herramienta que ayuda ampliamente a agilizar el proceso de detección de la pandemia.

Usemos nuestra tecnología para combatir y vencer a la pandemia, la detección es el primer escalón que ya podemos subir.

camaras-termográficas-covid-19-coronavirus-gtlan-4